martes, 1 de noviembre de 2016

¿ PARA QUÉ?

Este blog nace de la tranquila soledad de la medianoche. También de la angustia, del insomnio, de la noche más oscura. De la ternura, del desgarro, de la necesidad de tener que continuar, de tener que empujar mis gritos y mis lágrimas hacia dentro, de poder quejarme en silencio sin romper nada.
Hace años que yo no soy lo más importante, que ya he sido relevado por quienes disponen del misterioso tiempo, y del futuro iluso. Ya sé que una estúpida tragedia de fondo se instalará junto a mi camino plagado de fragmentos rotos de viejos sueños.
Concentrarme en estos abismos es inútil, aceptar la inevitable derrota y asumir la ausencia de alternativas no mejora nada, ni me ayudará en las horas más lentas. Solo queda confiar en que los cables de mi cerebro sepan qué hacer para minimizar el dolor y soportar con dignidad las últimas batallas.

¿Y Todo Para Qué? Todo Para NADA.

sábado, 8 de octubre de 2016

¿QUE COÑO ES LA RAZON?

Una de las ambiciones del hombre es el intento de comprender el mundo que le rodea. Entenderlo para controlarlo, para mejorar las opciones de supervivencia. La cooperación de muchos cerebros unidos durante muchos años ha colocado a nuestra especie en un lugar singular dentro del universo de lo viviente. Pero no sé si es aconsejable el exceso de curiosidad. Un exceso de realidad puede ser contraproducente. Cuando el hombre mira hacia lo muy lejano, no ve más que un espacio ilimitado y vacío, un silencio sordo que no se inmuta, un reloj frío y constante. Cuando mira lo muy pequeño observa el caos y la agitación, incluso no le está permitido medir con certidumbre. Cuando mira a la escala de lo humano no ve más que estupidez, y el exceso de claridad se convierte, la mayoría de las veces, en un peso difícil de soportar.

Sin duda, el ser humano ha logrado, empleando la lógica del método científico, asombrosos avances tecnológicos y bellas teorías que predicen el devenir del mundo; también ha conseguido una extraordinaria complejidad en el uso del lenguaje desarrollando reflexiones muy lúcidas. Pero se afana en una búsqueda continua de la razón, intentando huir de su animalidad. Intelectuales, periodistas, políticos, borrachos, camareros, maridos, mujeres, siempre discuten en nombre de la razón ante unos mismos hechos, siempre queriendo tener razón. Pero la razón, ¿qué coño es la razón?

lunes, 5 de septiembre de 2016

SEPTIEMBRE

Septiembre, mes triste, mes incierto. Con un pasado cruel. Atrás quedan algunas de las vistas que me acompañan cada verano. Y el inicio de aquella lejana canción.


 Melancolía en septiembre
Esto solo me quedó de ti
Canción de amor en septiembre
Que nunca se irá, de mí






RESISTIR

No ha sido un buen verano. Si la salud no es buena no hay nada que hacer. Aunque poco a poco voy recuperando la normalidad, cada vez siento con más nitidez que ya no soy el que fui. En la soledad de cada noche reconozco con claridad mis errores, siempre irreparables, y la inevitable angustia por el tiempo perdido. Me cuesta caminar y una pesada indiferencia comienza a estar pegada a cada uno de mis pasos. El futuro siempre es corto. El pasado, injusto. Una sombra de pesimismo se instala en el centro de mi cerebro y se irradia hacia mis intestinos.

Pero mi misión consiste en ocultar esa ansiedad para no manchar el entusiasmo y la euforia que ponen mis hijos en cada uno de sus juegos. He pasado muchas horas con ellos, que han permitido que el tiempo sea más ligero. Ellos tienen potentes mecanismos para arrancarme la risa, para hacer brotar la ternura y provocar muchos instantes de felicidad cada día. Con sus delicadas voces y su mirada limpia han convertido el despertar  de una mañana cualquiera en una luminosa fiesta. Ellos han sido los inocentes héroes de este verano. Por ellos soy ahora un superviviente y he de resistir.

viernes, 19 de agosto de 2016

INCENDIO

Una hormiga de un bosque cualquiera ve como un incendio se acerca. Mala suerte. Pensará que el mundo es un lugar injusto, irracional, cruel y caótico. 
Lo mismo pensará la ardilla o el jabalí al ver las llamas acercarse implacables hasta envolverlas en una muerte absurda, dolorosa y segura. Los pinos y demás seres pertenecientes al reino vegetal se abrasarán sin pensar, no pueden.
Pero si un ser humano tiene lucidez para pensar sobre la lógica de lo viviente, también creerá que está ante un mundo inútil e indiferente y que es como una hormiga ante el incendio que más pronto o más tarde acabará tragándose el planeta. Puede auto-engañarse, e incluso disfrutar de algunos instantes que equivalen a una eternidad, o creer en ella, pero, la ciencia nos dice que nada tiene sentido, y por tanto, la Nada volverá a ocupar su lugar.

miércoles, 20 de julio de 2016

DOLOR

Aunque tenía intención de dejar unas cuantas entradas en este blog durante este mes de julio, no va a poder ser. El motivo es tan sencillo como que mi atención se ha centrado casi exclusivamente en mi pierna izquierda. Un persistente dolor de ciática se ha apoderado de mi tiempo y me impide vivir tranquilo durante el mes que más me gusta. Tampoco me quedan ganas de reflexionar y escribir sobre algunos asuntos que tenía pendientes. Así que voy a quedarme solo con este dolor, creo que va para largo, y les recomiendo a ustedes que disfruten, si pueden, de estos soleados y largos días que quedan del mes de julio.

sábado, 11 de junio de 2016

ILUSIÓN

Un hombre sin ilusión es como una chatarra inútil vagando por un universo inútil. Necesita agarrarse a alguna idea, a alguna motivación para dejar de parecer un objeto errático. 

Venimos equipados de serie para jugar a ser felices mientras crecemos; después, la edad y el esplendor de un cuerpo inocente, fuerte y bello te hacen sentirte inmortal, con una misión que cumplir. La ilusión te desborda y esperas lo mejor. Aun añoras a aquel adolescente que, desde la cubierta de un barco, contemplaba un horizonte al que se unía un cielo con asombrosos colores y un excitante futuro por descubrir.


Durante unos años, la búsqueda de sueños e ilusiones te mantienen en pie, y algunos dicen encontrar un sentido a la vida. Pero nos comportamos de forma automática y ciega guiados por motivaciones seleccionadas por la evolución durante millones de años. De todas formas, con un poco de suerte, puede que te hayas bañado alguna vez en un río de emociones que te hicieron vibrar, sonreír e incluso llorar de alegría. Y puede que la brisa marina haya acariciado tu cuerpo mojado y salado en una calurosa tarde de julio compartido con un rostro bronceado y espléndido. Pero  el tiempo lo absorbe todo y acaba arrojándote a la soledad de tu conciencia. Entonces debes buscar en cualquier rincón una belleza sublime  a la que aferrarte. Solo así te mantendrás vivo.