puedes valorara el contenido de este blog

miércoles, 7 de enero de 2015

FRASES DE CINE. CASABLANCA



Casablanca (Michael Curtiz, 1942) es, sin duda, una de las películas más míticas de la historia del cine y uno  de los ejemplos emblemáticos del cine clásico americano. Se han escrito innumerables páginas sobre las muchas claves de su éxito, desde el magnetismo de la pareja protagonista, el buen trabajo de los secundarios o el excelente guión que iba cambiando durante un rodaje marcado por una gran improvisación. Existen muchas curiosidades sobre las peripecias del rodaje o la autoría de muchos diálogos del film que se pueden consultar en la red y que no decepcionarán a ningún aficionado al cine. La película contiene, más que ninguna otra, frases memorables llenas de cinismo y romanticismo que han pasado a formar parte de la cultura del siglo XX. Aquí les dejo mi particular selección:

  
-Ugarte: Me desprecias, ¿verdad Rick?
--Rick: Si llegara a pensar en ti, probablemente sí.


-Mayor Strasser; Capitán, ¿está seguro de qué lado está?
-Capitán Renault: Confieso que carezco de convicciones; yo voy con el viento.


-Mayor Strasser: Usted enfatiza lo de “tercer Reich”. ¿Espera que haya otros?
-Capitán Renault: Personalmente me adaptaré a lo que venga.


-Capitan Renault.: Capturen a los sospechosos habituales.


-Renault.- Rick, yo sé bien que aquí se venden visados de salida, pero que usted no ha vendido ninguno. Por esta razón le permito seguir abierto.
-Rick.- ¿No será porque le dejo ganar en la ruleta?
-Renault.- Esa es otra razón.


Renault: Más de una vez me he preguntado por qué no regresa usted a América. Robó los fondos de una iglesia o se escapó con la esposa de un senador, quisiera creer que mató a un hombre, soy un romántico
Rick: Una combinación de las tres cosas


-Mayor Strasser: (A Rick)¿Cuál es su nacionalidad?
-Rick: Borracho.


-Yvonne: ¿Dónde estuviste anoche?
-Rick: Hace tanto de eso que no lo recuerdo.
-Yvonne: ¿Te veré esta noche?
-Rick: No hago planes por anticipado.


-Sam: Déjele en paz, señorita Ilsa. Usted le trae mala suerte.
-Ilsa: Tócala una vez, Sam. Por los viejos tiempos.
-Sam: No sé a lo que se refiere.
-Ilsa: Tócala, Sam. Toca ‘El tiempo pasará’.


-Rick: De todos los cafés y locales de todas las ciudades de todo el mundo, tenía que entrar el mío. …

-Rick: ¿Qué estás tocando?
-Sam: Una canción que he compuesto.
-Rick: Para, ya sabes lo que quiero escuchar. La tocaste para ella, tócala para mí. Si ella la puede resistir, yo también. ¡Tócala!


-Ilsa: "¿Nuestro amor no importa?"
-Rick: "Siempre tendremos París. No lo teníamos. Lo habíamos perdido hasta que viniste a Casablanca; pero lo recuperamos anoche..."


-Rick: ...no olvide que le estoy apuntando directo al corazón 
-Renault: ese es mi punto menos vulnerable


- Renault: "Dígame, Rick, ¿qué le ha traído a Casablanca?"
- Rick: "Vine a Casablanca a tomar las aguas."
- Renault:  ¿Qué aguas, qué aguas? ¡Las del desierto!"
- Rick: "Bueno,  me informaron mal."


Rick:"Louis, presiento que este es el comienzo de una gran amistad."



domingo, 4 de enero de 2015

TESTIGO

A lo largo de su historia evolutiva, los humanos tuvieron una esperanza de vida de unos cuarenta años. Suficiente tiempo para crecer, jugar, aprender, emparejarse, tener hijos y criarlos.

Con los avances de las ciencias biomédicas, esta esperanza se ha doblado en los países desarrollados y, con un poco de suerte, tras la juventud te esperan algunas décadas para pensar en la larga despedida. 

Pero la orquesta hace tiempo que dejó de sonar para ti y ahora ya sabes que aquella canción no la escucharás jamás. Te has dado cuenta de que vives en un universo inútil y cedes ante los cambios que se producen a tu alrededor. También sabes que los deseos no se cumplen por el mero hecho de haberlos soñado. Tus escenarios preferidos ya no existen, los bares de tu juventud hace tiempo que cerraron las puertas. Tu pasión y tu generoso entusiasmo se han ido desvaneciendo y el tiempo ha pasado por encima de tus sueños. La vida es una derrota aceptada y no te queda más remedio que asumirlo. Antes de que todo se desmorone intentas reconstruir tu memoria que en realidad es el único testigo.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

FELIZ NAVIDAD


A mi hija le encantan los cuentos con lobos que soplan y derriban las casas de cerditos que cantan. O de lobos feroces que se comen a las abuelitas aunque los cazadores la rescaten entera de dentro del estómago. Historias con genios que salen de lámparas maravillosas, gatos con botas que vuelan, espejos mágicos que saben el nombre de la mujer más guapa. Ratones simpáticos, patos cascarrabias y hasta esponjas que viven en una piña debajo del mar.
Así que no es difícil por estas fechas que crean en portales con el niño Jesús al que los pastores le traen regalos en su viejo zurrón, reyes que siguen una estrella que les llevará hasta el mismo portal para adorar al niño que ha nacido ya. Y como no, cree en un generoso y gordo vestido de rojo que trae regalos con un trineo volador a los niños que se han portado bien.

Pero no crean que el cerebro de los adultos está mejor dotado para la racionalidad. La cantidad de supersticiones que rodean el sorteo de la Lotería que se celebra estos días destroza la más simples matemáticas y desbordarían un artículo como éste. En mayor o menor medida creemos en mitos que los fanáticos exageran en el ámbito deportivo, político o religioso y que en un análisis frío y racional resulta de una puerilidad insultante.
En diverso grado creemos en un alma inmortal, en un amor apasionado que no se erosione con los años y que te hagan vivir algo parecido a la eternidad. De otra manera no se entiende la fascinación que producen los anuncios de televisión en el ánimo de muchos hombres que creen en milagros que le transportarán a vivir sus mejores sueños en paraísos que le alejen de su triste barrio gris.

No sólo de ilusión también se vive, sino que sólo con alguna ilusión puede uno resistir el paso de los años. La ilusión de un alma eterna, de un amor absoluto o de un yo que domina de manera racional y libre las decisiones que uno va tomando son mecanismos cerebrales integrados en nuestra naturaleza y que nos permiten levantarnos de la cama y seguir.
De momento, mi hija está hoy rebosante de ilusión ante la cantidad de regalos que Papá Noel le traerá esta noche por haber sido una niña encantadora. Su hermano le sigue en todo. Sus ilusiones son las mías, así que …


FELIZ NAVIDAD Y …PRÓSPERO AÑO NUEVO.

viernes, 5 de diciembre de 2014

FRACASO


Desde los inicios de la filosofía, todas las preguntas giran alrededor de una: ¿qué es el hombre y cuál es su relación con el mundo? En las respuestas era habitual colocarlo en un lugar privilegiado que lo distinguía de los demás animales y lo conectaban con los dioses para ganar un lugar más allá del espacio y el tiempo que le tocó vivir.

La verdadera revolución darwiniana acercó al hombre a los demás animales y lo desnudó. La mente es su mejor arma en su lucha por la existencia, pero no le procura un pasaporte especial hacia la eternidad. Desprovisto de alma y atado a unas emociones que le sirven para sobrevivir y tener eficacia reproductiva no le queda otra que esperar en soledad hasta que el planeta estalle. No tiene otra salida que no sea sufrir y pelear guiado por la implacable lógica de la selección natural. Cualquier otro final pertenece al reino de los milagros. El panorama que dibuja el futuro de las ciencias no pasa por contemplar un ser humano con una mente especial y libre que lo separe de su carne. Por más que los robots inteligentes llenen el planeta del futuro, nuestros cerebros están cableados para resistir en un ambiente prehistórico, y hasta ahora no le ha ido mal: ahí está la explosión demográfica. Pero puede morir de éxito.
Aunque se ha dado cuenta de que el tiempo todo lo allana, continua replicándose ciegamente para intentar vencerle. Ésta es su función. Éste es su destino. Éste es su sentido. Ése es su fracaso.



sábado, 29 de noviembre de 2014

FRASES DE CINE (I). SIN PERDÓN.

Quien no haya visto la película, le aconsejo que la vea antes de continuar leyendo.





William Munny (Clint Eastwood) se acerca a un local donde han colocado el cadáver de su amigo Ned (Morgan Freeman) en la entrada. Lluvia intensa y tormenta en una noche oscura. Clint interrumpe la fiesta del interior.


--¿Quién es el dueño de esta pocilga?

El villano Daggett (Gene Hackman) contesta después del disparo que deja en el suelo al dueño del local:

- Es usted un miserable y cobarde hijo de perra. Ha matado a un hombre desarmado.
- Pues debió haberse armado cuando decidió decorar su salón con mi amigo.
- Es usted William Munny de Missouri, el asesino de niños y mujeres.
- Así es. He matado a mujeres y niños, he matado a todo aquello que tuviera piernas y se moviera .Y esta noche he venido a matarle a usted, por lo que ha hecho a Ned.


Después de un tiroteo, donde mueren varios hombres advierte:

"Si alguien quiere seguir vivo, será mejor que se largue

"Ahora voy a salir, si veo a algún cabrón ahí fuera, le mataré, y si se le ocurre dispararme, no solo le mataré a él, sino que mataré a su mujer, a todos sus amigos, y quemaré su maldita casa, ¿Me habéis oído? 

Ya desde su caballo, bajo la lluvia, antes de irse.

"Deberíais enterrar a Ned como dios manda... y como alguno de vosotros vuelva a maltratar a otra puta, volveré aquí y os mataré a todos, malditos hijos de perra".



NADA

Con la ciencia, la mente humana ha sido capaz de dominar el planeta, pero se ha llenado de angustia y de miedos. Descartados los milagros y desconectado de los dioses se ha dado cuenta de que el camino del tiempo es de dirección única y conduce inexorablemente a la nada.

lunes, 17 de noviembre de 2014

MADRE

No existe una relación más contundente, incondicional y necesaria que el amor recíproco entre una madre y su hijo; y no sé si el futuro será capaz de prescindir de su papel como ama de casa en su sentido más absoluto.
Sin importar su oficio o su status social, la madre es la que encuentra el jarabe apropiado o el termómetro, la que sabe donde se encuentran los zapatos o el azúcar. La que primero oye el sollozo en medio de la noche y acude a ofrecer consuelo y a calmar el miedo con la ternura de un beso. La que derrocha generosidad y esfuerzo cuando la necesitamos sin pedir explicaciones ni esperar recompensa alguna. La que nos defendió a pesar de nuestros errores y sirvió de refugio ante nuestras derrotas. La que tantas veces nos dobló las camisas en la maleta en nuestros innumerables viajes y nos esperó con el abrazo más sincero y abierto. Nuestros gustos al comer se forjaron con sus excelentes guisos, que son una muestra más de su autentica sabiduría. A ella acudimos si nuestro estado de ánimo decae, si le hace falta un arreglo al pantalón, si hay que quitar alguna mancha o si se ha estropeado el frigorífico.


Será que la naturaleza les ha dotado con pocos óvulos y poca capacidad para generar una prole numerosa que les ha proporcionado una capacidad para cuidar con un amor infinito a su descendencia. El estilo y la paciencia con que nos entendió y nos ofreció su cariño son diferentes a lo que ofrece el género masculino. Y por esto la admiración y la defensa que la mayoría de los hombres muestran hacia su madre. Y por esto hay pocos conflictos más desgarradores que los que provocan el distanciamiento sentimental con ella. Y por esto, a la mayoría de humanos nos suele molestar tanto que alguien cuestione la dignidad y el respeto que merece la madre que nos parió.