jueves, 5 de mayo de 2011

AUDREY HEPBURN.







































Esta bellísima mujer de rostro angelical no solo es un icono de la moda de los últimos cincuenta años sino que fue una excelente actriz con una importante filmografía en su haber. Pero lo verdaderamente importante fue su calidad como ser humano y la extraordinaria clase y elegancia moral que mantuvo durante toda su existencia.

-Fue una niña inocente y alegre que jugueteaba con sus hermanastros en el seno de una familia aristocrática hasta que el abandono de su padre le produjo un profundo trauma.
-Fue una adolescente valiente que sobrevivió a la segunda guerra mundial ayudando a la resistencia holandesa con el dinero ganado por sus clases de baile y como enfermera voluntaria
-Fue una joven actriz dotada de gran talento para la danza y la interpretación hasta que fue descubierta por Hollywood como una autentica cenicienta.
-Fue una elegante y extraordinaria profesional en el mundo del cine, querida por la mayoría de actores y directores con los que trabajó sin aires de neurótico divismo .
-Fue una leal amiga de algunos de los que tuvieron la fortuna de cruzarse en su camino como Gregory Peck o el diseñador de moda Givenchy
-Fue una hermosa y fiel pareja con los tres hombres con los que mantuvo relaciones sentimentales estables.
-Fue una madre entregada con sus dos hijos a los que se dedicó enteramente apartándose durante muchos años de su profesión para dedicarles su tiempo y su inmensa generosidad.
-Fue una mujer adulta que aportó su gran popularidad a la ayuda humanitaria y desinteresada de los niños del tercer mundo realizando una impagable labor solidaria como embajadora de UNICEF hasta el último momento de su vida.

 Cuando uno indaga en su vida personal, descubre mucha más pureza y estilo en su trayectoria vital que la representada en su  impecable y glamourosa imagen, siendo recordada por todos como una mujer inteligente de carácter sencillo y amable, muy lejos de muchos vanidosos y endiosados astros de Hollywood. Dicen que solo la vieron a punto de perder los papeles cuando un jefe de la Paramount quiso quitar de la película Desayuno con diamantes la famosa secuencia en la que canta con una delicada voz de seda la inolvidable Moonriver en una ventana. Le contestó “ será sobre mi cadáver”. Afortunadamente Audrey se salió con la suya. 




8 comentarios:

  1. sigues acertando en la elección de las grandes damas de Hollywood.... es un placer leerte....
    Ana.

    ResponderEliminar
  2. LA GRAN AUDREY FUE SIN DUDA LA MEJOR. TODOS LOS HOMENAJES SON POCOS PARA LA GRAN SEÑORA AUDREY HEPBURN

    ResponderEliminar
  3. Hay que restarle importancia al hecho de que la Hepburn fuera una buena mujer; en realidad, su bondad no era de ella, porque no obedecía a una decisión libre, sino que resultaba de los procesos biológicos (causales) que determianban su comportamiento. Además, dicen que las mujeres están más inclinadas que los hombres a mostrarse así de "sociales" y "humanitarias"...

    ¿Qué mérito hay en la "programación biológica" o en la flexibilidad cerebral que hace que respondamos a ciertos estímulos del exterior? Ninguno, a decir verdad.

    ResponderEliminar
  4. A Xabier:
    Creo que tu comentario está lleno de ironía por mis opiniones sobre el libre albedrío defendidas en otros artículos de este blog. Yo creo que no hay que haya que restarle importancia ni mérito a la bondad de la señora Hepburn ni a su capacidad para mejorar la vida de quienes disfrutaron de su trabajo o compartieron con ella experiencias personales.
    El tema de la responsabilidad personal es muy delicado y complejo, y me gustaría que dejaras tu opinión en el post “Determinismo, libre albedrío y responsabilidad”. De cualquier manera, estoy encantado de que dejes tus opiniones en mi blog.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. La gran dama Audrey, recorrerá las décadas siendo un sueño eterno

    ResponderEliminar
  6. A Xavier...que importa la causal de hacer EL BIEN.por favor!!!...Tanta pensadera,pierden el tiempo...vive en emoción Xavier te hará bien...Haz lo que sientas si no dañas a los demás....
    Hizo el bien y eso me basta para admirar su resiliencia,haya sido esta por causas biológicas o por el punto amarillo que està en la esquina de mi dibujo.----BLESS!

    ResponderEliminar
  7. Hola Miquel, como te dije en mi blog, aquí ando leyendo tus homenajes a Audrey Hepburn. Bellas palabras que la describen muy bien. Me alegre encontrar gente que la valora más allá de la estética. Un saludo

    http://audreyhepburnstories.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. VIENDO LA PELICULA LA BIGRAFIA DE AUDREY HEPBURN Y LEYENDO DE SU VIDA EN LAS ENCICLOPEDIAS, SE ACERCA MUCHO LA PE LICULA A LO QUE ERA SU VIDA REAL. FUE BUEN EJEMPLO DE MUCHAS BABYBOONERS COMO YO.

    ResponderEliminar