sábado, 19 de diciembre de 2015

HACE 40 AÑOS. Y... FELIZ NAVIDAD

Era  una España con una única cadena de televisión, en blanco y negro donde Iñigo y su Directíssimo era lo más visto. El Rey Juan Carlos daría su primer mensaje en la Nochebuena de ese año. Ya estaban los siempre presentes Julio Iglesias, Raphael, Nino Bravo y Camilo Sesto, junto con los grupos Fórmula V o Los Diablos. Sergio y Estibaliz actuaron en Eurovisión y el imperturbable Georgie Dann ya bailaba el Bimbó. En fútbol estaba Cruyff, PIrri o Claramunt. En otros deportes Eddy Merck, Orantes, o Ángel Nieto.  

Se fumaba Ducados, que no creo que costara más de 15 pesetas, aunque después apareció el Fortuna, con lo que el rubio se hizo accesible para algunos, que no llegaban para el genuino sabor americano de Winston. Los adultos llenaban los bares de una espesa niebla de humo y bebían cognac, Veterano o Soberano. Se jugaba a dominó o a las cartas. Algunos bares olían a puros y a café. Otros a bocadillo de sepia. En todos había máquinas de bolas, con un duro dos partidas si no recuerdo mal, pero todavía no habían llegado las tragaperras. Los preadolescentes ya vestíamos vaqueros, los que podían, Lewis; los más mayores también la  pana y la campana y vestidos floreados para ellas. Las señoras mayores vestían de negro y escuchaban “Simplemente María” en la radio de las largas tardes de verano. Los niños, con pantalón corto prácticamente todo el año, seguían cantando con Los payasos de la tele. Heidi, Marco y Pippi Calzaslargas no andarían muy lejos. Ir al cine costaba 3 duros y aún emitían el NODO, con una voz inconfundible. Triunfaba Tiburón de Spielberg y en nuestro país comenzaba la moda del destape con actrices como Amparo Muñoz, Nadiuska, o la bellísima Ornella Muti, mi actriz preferida de aquella época sin ninguna duda, de la que estaba enamorado.
  
En esta España de hace 40 años, yo era un niño feliz que ya no creía en los reyes magos pero mantenía intacta la inocencia que me hacia vulnerable a los anuncios de televisión, especialmente a los navideños. Turrones que volvían a casa cada navidad, muñecas que se dirigían al portal con cariño y amistad, bebidas que ofrecían mensajes de paz al mundo entero, o las famosas  burbujas que te deseaban feliz navidad y próspero año nuevo. En aquel tiempo fue posible que un grupo cantara aquello de Viva la gente y que una preciosa niña a la que no conocía  me deseara Felices Fiestas en medio de una fría calle y se me quedara grabado para siempre en mi memoria. Un futuro lleno de excitantes paraísos me esperaban cuando abandonara la niñez y estas fechas de finales de año representaban perfectamente mis mejores e inocentes sueños.

Pasó lo que tenía que pasar, pero recuerdo con infinita ternura el niño que fui. Y recuerdo el entusiasmo que sentí en la fiesta de aquel último día escolar previo a las vacaciones navideñas donde el colegio se convirtió en el ambiente perfecto para intensificar las relaciones sociales con amigos y participar en juegos que mi timidez había impedido hacerlo hasta entonces. Por esos años, sólo en estas fechas se te permitía disfrutar de las noches que se alargaban hasta los churros con chocolate de la  madrugada. Además, las navidades implicaban unas vacaciones escolares que te permitían más horas de juegos y más tiempo rodeado de un ambiente familiar entrañable. La banda sonora de villancicos, el invariable sonido del sorteo de lotería  y toda la simbología navideña han permanecido en mi memoria rodeados de nostalgia y sentimientos de concordia y generosidad. Y nada de esto tiene que ver con mis creencias religiosas.


No se sientan presionados socialmente; no compren y no coman más de lo que les apetezca y puedan; no se enfaden ni culpen de todo al capitalismo y no se cabreen con los grandes almacenes; disfruten con la gente que quieren y cuéntenles ficciones agradables a los niños junto al fuego. Mi opinión sobre el género humano se ablanda por unos días y falta que le hace. Ya sé que cuesta encontrar motivos para la alegría, y pueden resultar una autentica ñoñeria estos esfuerzos artificiales. Pero ahora que  tengo hijos y sé que si ellos son felices yo también lo soy, intento rodearles de aquel aroma de mi infancia que a mí me hizo feliz. Por eso les deseo que pasen una feliz navidad. 

miércoles, 9 de diciembre de 2015

¿POR QUÉ?

La teoría de la evolución por selección natural abrió la luz que nos permitió entender la extraordinaria diversidad de seres vivos que pueblan nuestro planeta. A partir de esta sólida base,  la psicología evolucionista trata de explicar el comportamiento y los sentimientos humanos como respuestas adaptativas a su entorno de hace unos millones de años.  Por su parte, la neurociencia está abriendo el cerebro buscando una respuesta a los enigmas que han inundado la filosofía desde sus orígenes. No parece que ahí dentro haya nada más que neuronas y una compleja maquinaria bioquímica.  Sin embargo, continúa el misterio, continúa allí, en lo más hondo. ¿Por qué?

Por otro lado, la mecánica cuántica está buscando universos paralelos y dimensiones que a nuestra mente le cuesta intuir.  Puede que se realicen en un futuro viajes  interestelares que en la actualidad no podemos ni imaginar. Puede que la ciencia del futuro sea capaz de desentrañar la última esencia de la materia  que existe en el Universo y  entender el significado del tiempo, el mayor de los enigmas. Puede que también  descubra muchos secretos del funcionamiento cerebral que hoy nos parecen inabordables. Pero…  puede que siga ahí la pregunta: ¿por qué?

¿Por qué surgió en la evolución un cerebro que ha tenido que soportar cantidades infinitas de sufrimiento y de angustia a lo largo de su corta historia evolutiva? ¿Por qué apareció la mente, capaz de preguntarse por el sentido de la vida, si es que lo tiene? ¿Por qué la ciencia es capaz de encontrar leyes que describen el funcionamiento del mundo, no solo del que es capaz de percibir a través de los sentidos y le resulta útil para su supervivencia, sino del mundo subatómico y del intergaláctico? ¿Era necesaria la aparición de nuestra especie en nuestro pequeño planeta para posteriormente desaparecer en la inmensidad de un cosmos oscuro y ciego? ¿Son preguntas pertinentes  para una mente como la del Homo Sapiens de inicios del siglo XXI? ¿Existen misterios insondables que trascienden a nuestra capacidad de conocer?

Aspiramos a entender el Universo y sus reglas sobre el espacio y el tiempo para dominarlo con la tecnología. Pero también intentamos conectar con los dioses para mejorar y alargar nuestro paso por aquí. Acudimos a un Dios para soportar la ansiedad que supone abrir los ojos a un mundo hostil en el que la crueldad y el horror que ha tenido que sufrir la humanidad han sido, a menudo, provocadas por los hombres. Y, a pesar de todo, también el hombre es capaz de inventar futuros esperanzadores, soñar paraísos prósperos y dichosos y aferrarse al anhelo de felicidad.


Pero… ¿por qué?

sábado, 21 de noviembre de 2015

EN CASA

Desde la televisión y desde mi ordenador llegan noticias para el desánimo, pero no dejo que éstas perturben el ambiente que tengo reservado para mis hijos. Ahí fuera pueden estar pasando cosas terribles e inciertas, pero en casa tengo dos criaturas que destierran el desasosiego y facilitan que nuestro sitio permanezca limpio y sano.
Sus risas me ablandan el rostro. Sus gritos me arrastran hacia la alegría. Sus caricias me provocan la sonrisa más pura. Sus besos despiertan toda la ternura que llevo dentro. Sus juegos no me permiten estar triste ni cansado. Sus dibujos me invitan a inventar cuentos con final feliz. Su presencia me impide ser infeliz.
Es mi compromiso ofrecerles un espacio donde se sientan seguros y queridos, y que sobre esta base construyan su autoestima y su fortaleza en el futuro. Puede que el mundo no esté viviendo su mejor momento, o puede que solamente sea una guerra más. Puede que no corran buenos tiempos para nuestra civilización o simplemente sea una exageración de mi cerebro asustado. Pero el interior de mi casa no puede estar contaminado y el infinito amor que les tengo me obliga a no fallarles. No ahora.

viernes, 23 de octubre de 2015

DESDE QUE TUVE USO DE RAZÓN...

El film “Uno de los nuestros” (1990) de Martin Scorsese tiene uno de los arranques más potentes que yo haya visto en el cine. Mientras aparecen los títulos de crédito, se intercala una brutal secuencia con los principales protagonistas en una oscura carretera. Una voz en off nos aclara -"Desde que tuve uso de razón siempre quise ser un gangster”-, Tony Bennett inicia la banda sonora, también extraordinaria, y la voz en off nos explica sus inicios adolescentes en una banda mafiosa.





Otro film importante del siglo pasado es Amarcord (1973) del cual también recuerdo una graciosa escena donde un pariente de la familia protagonista, recién salido del manicomio, se sube a un árbol y grita desesperadamente “Voglio una donna” (Quiero una mujer). El hombre apedrea a cada familiar que intenta subir al árbol para que recupere la cordura. Pero el loco repite, cada vez con más fuerza y convencimiento, su firme petición.






No sé por qué razón han venido a mi mente estos dos momentos de cine tan dispares. Puede que se deba a que mi inconsciente me proponga el juego de cruzar ambas frases quedando una sugerente “Desde que tuve uso de razón siempre quise una mujer”. O mejor aun “Desde que tuve uso de razón siempre quise a una mujer”, que muchas veces era una de las bellas protagonistas de las numerosas películas que he visto desde que tuve uso de razón.

jueves, 15 de octubre de 2015

ANESTESIA

Utilizar la química para desconectar una parte del cerebro. Con ella desaparece el dolor, y la conciencia.
Dejar el cuerpo mudo, listo para reparar.
Espero que poco a poco vuelva a recuperar los parámetros actuales de la química cerebral. Y vuelva a aparecer la misma conciencia. Y el dolor.

martes, 1 de septiembre de 2015

CITA DEL LIBRO; "DE ANIMALES A DIOSES". (Yuval Noah Harari)

Resultado de imagen de HARARI libro



"Nuestros sistemas  políticos y judiciales liberales se basan en la creencia de que cada individuo posee una naturaleza interior sagrada, indivisible e inmutable, que confiere significado al mundo, y que es el origen de toda autoridad ética y política. Esto es una reencarnación de la creencia cristiana tradicional del alma libre y eterna que reside en cada individuo, a pesar de que a lo largo de los últimos 200 años las ciencias de la vida han socavado completamente dicha creencia. Los científicos que estudian los mecanismos internos del organismo humano no han encontrado el alma de la que se habla. Argumentan cada vez más que el comportamiento humano está determinado por hormonas, genes y sinapsis, y no por el libre albedrío; las mismas fuerzas que determinan el comportamiento de los chimpancés, los lobos y las hormigas. Nuestros sistemas judiciales y políticos intentan barrer en gran medida estos descubrimientos inconvenientes bajo la alfombra. Pero, con toda franqueza, ¿cuánto tiempo más podremos mantener el muro que separa el departamento de biología de los departamentos de derecho y ciencia política?"    (pág. 262)

   De animales a dioses. Una breve historia de la humanidad.Yuval Noah Harari. Traducción de Joandomènec Ros. Debate                                                                      

miércoles, 19 de agosto de 2015

FINALIDAD

Cuando uno entra en la adolescencia, en la cima de la ingenuidad,  descubre que por encima de los estudios, deportes y otros juegos, sus amigos comparten la misma obsesión por conseguir la chica más pura y más guapa. Pronto se da cuenta de que estos hervores no son exclusivos de sus amigos. Las conversaciones giran de forma insistente sobre el mismo tema, con independencia del lugar o de la clase social. Los conflictos juveniles en cualquier lugar del planeta proceden del mismo instinto de supervivencia y de afán de notoriedad social que faciliten el acceso a la pareja. Después comprende que en el centro de los sueños de ellas también se encuentra la búsqueda de alguien que las rescate, las proteja de sus miedos,  y las inicie en el viaje más importante de su vida.
Con el  paso de las décadas  su peripecia vital ha consistido básicamente en encontrar una compañera que comparta su anhelo de felicidad. Uno pudo ser más conformista o más arriesgado. Más idealista o más realista. Más fiel o más promiscuo. Observas la extraordinaria variedad de estrategias que  ocultan  el implacable mandato de nuestros genes. El derroche de esfuerzos invertidos es casi infinito. Prácticamente todas las cosas que un hombre hizo en su vida, las hizo pensando en las mujeres o en su familia.
Las diferentes circunstancias de cada uno y la variedad de cerebros permiten excepciones de diversa índole, pero la mayoría de humanos comparten, de manera asombrosa, unos patrones de conducta que poco se diferencian de los del resto de animales.
Si se tienen hijos, reconoces que ellos constituyen el auténtico sentido de tu vida, el amor más puro, el eje donde confluían todos tus pasos, la misión secreta que se escondía en lo más profundo de tu esencia.

Llega un momento en que no haces más que mirar hacia atrás y te conviene simplificar las cosas. En el fondo todo ha consistido en sobrevivir y en reproducirse. La selección natural y la selección sexual son los conceptos que nos permiten entender lo que nos ocurrió. 
Así puedes enfrentarte a la intuición de tu final como individuo y a la comprensión de la finalidad que tenía tu carne.

martes, 11 de agosto de 2015

ESCRIBIR

Me cuesta escribir. No es mi oficio. Hace un tiempo, Arcadi Espada citaba a Josep Maria de Sagarra -“Yo no escribo mis versos, yo los meo “- para referirse a ciertos escritores que segregan sus frases como la araña su tela. Me gustó la metáfora. Yo las sudo.

miércoles, 29 de julio de 2015

CONSTRUIR MEMORIA

Intento desenredar el pelo a mi hija y se queja. Luego ella hace lo mismo con una muñeca de manera brusca y graciosa. Pero la muñeca no se queja. Aunque lo hiciera, mi reacción no sería la misma. Reflexiono sobre la diferencia. Mi hija intenta evitar el dolor con programas grabados en su biología para sobrevivir. Intenta huir de los estímulos dolorosos y acercarse a los placenteros. La muñeca no.
A una muñeca se le puede poner un dispositivo para que hable, o que llore cuando se le tire del pelo, o que reaccione de forma muy compleja e interactiva con el entorno; de momento no provocará una preocupación parecida aunque me anuncie su dolor. Un factor importante puede ser que mi hija, a lo largo del tiempo, va provocando ternura en quienes la cuidan para que la protejan y eduquen. Mientras crece, aprende y acumula memoria teñida de emociones que favorecen su crecimiento y su identidad.
Una dificultad que encontrarán los creadores de inteligencia artificial será construir máquinas que consigan aprender con el paso del tiempo mientras  provocan emociones en sus protectores parecidas a las de la paternidad. Maquinas que piensan ya hay, desde la Siri de iPhone hasta usted mismo. Pero artefactos no biológicos que piensen y se emocionen como los humanos es otra cosa.

Lo decisivo en el humano es construir memoria a lo largo del tiempo en forma de emoción.  A partir de ahí, que se reconozca y se llene de conciencia, esa enigmática propiedad que emerge de la materia viva.

jueves, 23 de julio de 2015

MIEDO

Vivir es acumular errores; perder posibilidades. Tu cuerpo va sufriendo averías y tu alma se va encogiendo frente al vértigo que siente por el paso del tiempo. Claro que al andar se hace camino, pero cada ruta que elegiste, eliminó todas las alternativas imaginables. El miedo va amontonándose sobre la ingenuidad hasta hacerla desaparecer. La angustia te seca la garganta ante la incertidumbre que les espera a tus seres más queridos, adorables inocentes que aún no han perdido la fascinación en la mirada. No sabes si creer en tu especie ante la basura que ves por la calle o en la televisión en cualquier momento del día. Decía  Pavese que la vida es como una larga suma donde basta con equivocarse en los dos primeros sumandos para que el resultado sea equivocado. Llegará un momento en que el cuerpo haya sufrido muchas mutaciones y la vida la contemples como un inevitable camino hacia la muerte. Entonces te sentirás indefenso ante el pasado y te será difícil soportar y dominar ese MIEDO.

jueves, 9 de julio de 2015

DESPERTAR

Abro los ojos ligeramente. Mi mente todavía retiene un sueño delicioso. El rumor de las olas no altera el magnífico silencio que llena la habitación. Algún pájaro también se deja oír. Me despierto lentamente, dejándome tocar por los primeros rayos de sol que cruzan la ventana. 
Abro las ventanas, despacio. Aprecio la quietud del amanecer frente al mar. Un largo y blanco día de julio comienza a desplegarse mientras el cielo ya ha escondido las estrellas en su inmensidad. Estiro mi cuerpo, respiro aire nuevo en un confortable despertar. Un cálido, tranquilo y feliz despertar.


lunes, 22 de junio de 2015

DILEMA

Cualquier teoría sobre la naturaleza humana, o lo que es lo mismo, sobre la mente, debe resolver el siguiente dilema:
O bien la conciencia es el producto de la maquinaria bioquímica subyacente en los  miles de millones de conexiones neuronales del  interior del cerebro humano o bien consiste en una dimensión espiritual que funciona de forma independiente de las leyes del cuerpo.
Dicho de otro modo, o bien aceptamos que sólo somos un animal con un cuerpo gobernado por un montón de neuronas y de hormonas o creemos que lo humano no se agota en lo físico y hay que acudir a un alma o espíritu que opera con leyes independientes a las de la materia. Uno está obligado a  enfrentarse a la disyuntiva de aceptar que los rasgos que nos parecen más específicamente humanos como la generosidad, la bondad, o el amor, así como el egoísmo o la crueldad  proceden de nuestra maquinaria neurológica o, en cambio, aceptar que hay algo más.

El problema es que lo que de verdad está en juego es el papel de la responsabilidad moral y su relación con la libertad.
Si aceptamos que nuestra mente es el producto de nuestro cerebro  determinando nuestra conducta  deberá revisarse el concepto de libre albedrío y también el de responsabilidad moral. El hombre aparece despojado de su capacidad de decisión y la estructura social que nos distingue del resto de los animales acabaría desmoronándose. No parece que esta idea cale con facilidad en muchos intelectuales.
De cualquier manera se habrá de resolver la cuestión de la responsabilidad moral humana, porque el dilema al que nos enfrentamos se puede formular también de esta otra forma (que Pinker en su obra “La tabla rasa” atribuye  a Hume):

“O bien nuestros actos están determinados, en cuyo caso no somos responsables de ellos, o bien se deben al azar, en cuyo caso no somos responsables de ellos” 

miércoles, 20 de mayo de 2015

TERNURA

Ante la más mínima señal de desasosiego me agarro al limpio rostro sin grietas de mis hijos. Frente al desaliento, la euforia con la que se enfrentan a cualquier juego. Mi misión es permitirles esta alegría de vivir que tienen los inocentes que aún no entienden de dramas sin retorno, que aún no se han encarado a la realidad de un mundo injusto e inútil.

Les observo cuando ríen y muestran la pura expresión del entusiasmo. Ajenos a cualquier futuro, ligeros y desprovistos de equipajes teñidos de tragedia.

Espero que las continuas fiestas que ahora disfrutan queden grabadas en lo más profundo de sus cerebros y sobre esta riqueza construyan un futuro sereno y feliz. Que estas horas de despreocupada diversión les proporcione confianza y equilibrio para enfrentarse a los peligros que les quedan por delante.

Quiero protegerles ese espacio de felicidad que tienen quienes todavía poseen el tiempo de vivir.  El mismo tiempo que a mí se me esfumó.


Pero ahora, les necesito. Para poder alejarme del abismo. Les necesito para recuperar la confianza perdida; pero sobre todo para experimentar, con todo su esplendor, el sentimiento de ternura.

domingo, 19 de abril de 2015

IDEA

No hay nada más potente y definitivo que la revolucionaria idea darwiniana de que todos los seres vivos tienen un mismo origen, un mismo impulso vital y un mismo fin. En esencia, un microbio, una tortuga, un pingüino o un ser humano comparten la misma historia de amor.

Pero el principal misterio radica en que esta idea forma parte de los pensamientos que recorren el cerebro de un hombre en mitad de la noche.

viernes, 20 de marzo de 2015

VIVIR

El periodista Arcadi Espada publicó ayer, 19 de marzo de 2015, en el periódico El Mundo un impecable artículo con el título Vivir
De lectura absolutamente recomendable, se necesita leer varias veces para extraer toda la sabiduría y la emotividad que contiene. Les extraigo un fragmento del científico Douglas Hofstadter citado en el artículo: 
«Cuando alguien muere deja una corona brillante detrás, un resplandor en las almas de quienes estaban cerca. Inevitablemente, conforme pasa el tiempo, ese resplandor se va apagando, y por fin se extingue, pero el proceso dura muchos años. Solo cuando también desaparecen los de alrededor y todos los rescoldos se enfrían, regresan de verdad el polvo al polvo y las cenizas a las cenizas».

Y estas impresionantes palabras de Arcadi:

"Todos llevamos un insondable arsenal genético que da cuenta del largo camino que ha hecho la vida biológica. La gran diferencia entre el hombre y el resto de los animales es que puede transmitir a sus descendientes no solo el color de los ojos sino también la razón de mil lágrimas vertidas".

lunes, 23 de febrero de 2015

LA EVOLUCIÓN DE LA VIDA COMPRIMIDA EN UN AÑO

Aunque las cifras varían ligeramente según las fuentes que se consultan, voy a situar el origen de la vida en la Tierra hace unos 3.650 millones de años, con el fin de comprimirlos en un año, y que cada día equivalga a unos 10 millones de años.
Así  quedaría, de manera aproximada, el calendario con algunos de los principales acontecimientos que llevaron a la especie humana.

1 enero….. ………………………aparición de las primeras células
Finales de julio………………..aparición de las células eucariotas
Finales de septiembre………primeros organismos multicelulares
10 de octubre ………………….primeros animales
12 de noviembre………………primeros vertebrados
8 de diciembre…………………primeros mamíferos
25 de diciembre……………….desaparición de los dinosaurios y                     
                                                   expansión de los mamíferos
26 de diciembre……………….aparición de los primates
31 de diciembre (mediodía). primeros homínidos bípedos
31 de diciembre (23:45)…… Homo sapiens
31 de diciembre (23:59:43).  año 1 después de Cristo

Pueden ver una historia de la vida un poco más detallada aquí


miércoles, 7 de enero de 2015

FRASES DE CINE. CASABLANCA



Casablanca (Michael Curtiz, 1942) es, sin duda, una de las películas más míticas de la historia del cine y uno  de los ejemplos emblemáticos del cine clásico americano. Se han escrito innumerables páginas sobre las muchas claves de su éxito, desde el magnetismo de la pareja protagonista, el buen trabajo de los secundarios o el excelente guión que iba cambiando durante un rodaje marcado por una gran improvisación. Existen muchas curiosidades sobre las peripecias del rodaje o la autoría de muchos diálogos del film que se pueden consultar en la red y que no decepcionarán a ningún aficionado al cine. La película contiene, más que ninguna otra, frases memorables llenas de cinismo y romanticismo que han pasado a formar parte de la cultura del siglo XX. Aquí les dejo mi particular selección:

  
-Ugarte: Me desprecias, ¿verdad Rick?
--Rick: Si llegara a pensar en ti, probablemente sí.


-Mayor Strasser; Capitán, ¿está seguro de qué lado está?
-Capitán Renault: Confieso que carezco de convicciones; yo voy con el viento.


-Mayor Strasser: Usted enfatiza lo de “tercer Reich”. ¿Espera que haya otros?
-Capitán Renault: Personalmente me adaptaré a lo que venga.


-Capitan Renault.: Capturen a los sospechosos habituales.


-Renault.- Rick, yo sé bien que aquí se venden visados de salida, pero que usted no ha vendido ninguno. Por esta razón le permito seguir abierto.
-Rick.- ¿No será porque le dejo ganar en la ruleta?
-Renault.- Esa es otra razón.


Renault: Más de una vez me he preguntado por qué no regresa usted a América. Robó los fondos de una iglesia o se escapó con la esposa de un senador, quisiera creer que mató a un hombre, soy un romántico
Rick: Una combinación de las tres cosas


-Mayor Strasser: (A Rick)¿Cuál es su nacionalidad?
-Rick: Borracho.


-Yvonne: ¿Dónde estuviste anoche?
-Rick: Hace tanto de eso que no lo recuerdo.
-Yvonne: ¿Te veré esta noche?
-Rick: No hago planes por anticipado.


-Sam: Déjele en paz, señorita Ilsa. Usted le trae mala suerte.
-Ilsa: Tócala una vez, Sam. Por los viejos tiempos.
-Sam: No sé a lo que se refiere.
-Ilsa: Tócala, Sam. Toca ‘El tiempo pasará’.


-Rick: De todos los cafés y locales de todas las ciudades de todo el mundo, tenía que entrar el mío. …

-Rick: ¿Qué estás tocando?
-Sam: Una canción que he compuesto.
-Rick: Para, ya sabes lo que quiero escuchar. La tocaste para ella, tócala para mí. Si ella la puede resistir, yo también. ¡Tócala!


-Ilsa: "¿Nuestro amor no importa?"
-Rick: "Siempre tendremos París. No lo teníamos. Lo habíamos perdido hasta que viniste a Casablanca; pero lo recuperamos anoche..."


-Rick: ...no olvide que le estoy apuntando directo al corazón 
-Renault: ese es mi punto menos vulnerable


- Renault: "Dígame, Rick, ¿qué le ha traído a Casablanca?"
- Rick: "Vine a Casablanca a tomar las aguas."
- Renault:  ¿Qué aguas, qué aguas? ¡Las del desierto!"
- Rick: "Bueno,  me informaron mal."


Rick:"Louis, presiento que este es el comienzo de una gran amistad."



domingo, 4 de enero de 2015

TESTIGO

A lo largo de su historia evolutiva, los humanos tuvieron una esperanza de vida de unos cuarenta años. Suficiente tiempo para crecer, jugar, aprender, emparejarse, tener hijos y criarlos.

Con los avances de las ciencias biomédicas, esta esperanza se ha doblado en los países desarrollados y, con un poco de suerte, tras la juventud te esperan algunas décadas para pensar en la larga despedida. 

Pero la orquesta hace tiempo que dejó de sonar para ti y ahora ya sabes que aquella canción no la escucharás jamás. Te has dado cuenta de que vives en un universo inútil y cedes ante los cambios que se producen a tu alrededor. También sabes que los deseos no se cumplen por el mero hecho de haberlos soñado. Tus escenarios preferidos ya no existen, los bares de tu juventud hace tiempo que cerraron las puertas. Tu pasión y tu generoso entusiasmo se han ido desvaneciendo y el tiempo ha pasado por encima de tus sueños. La vida es una derrota aceptada y no te queda más remedio que asumirlo. Antes de que todo se desmorone intentas reconstruir tu memoria que en realidad es el único testigo.